Nuestras manos no tocan solo la piel, sino el alma

Por Verónica Romero Isetta
(Fisioterapeuta kinesióloga)

Científicamente el tacto es aquel que permite a los organismos percibir cualidades de los objetos y medios como la presión, temperatura, aspereza o suavidad, dureza, etc. En el ser humano se considera uno de los cinco sentidos básicos. El sentido del tacto se halla principalmente en la piel.

Pero en realidad el tacto es mucho más que eso, para los fisioterapeutas el tacto es lo más importante que tenemos ya que gracias a nuestras manos podemos ver, sentir, tocar, analizar, diagnosticar, etc.

Nuestras manos muchas veces ven lo que a simple vista no se percibe, tocan no solamente la piel sino el alma de la persona que acude a nosotros, analizan el por qué la persona presenta molestias o dolores y diagnostican lo que muchos equipos o exámenes no lo pueden hacer.

Desde el instante que “tocamos” a la persona sentimos una infinidad de emociones y sensaciones diferentes desde el buen humor y la buena energía hasta el resentimiento y la angustia que sienten.

Es por eso que nuestras manos son un verdadero don y gracias a ellas podemos interactuar directa e indirectamente con las personas, podemos hacer que la persona sienta alivio, relajación, bienestar, dolor,  etc, son muchas las sensaciones que se pueden sentir a través de ellas.

Nuestro objetivo principal es poder desarrollar este sentido tan importante como es el tacto y saber que tenemos un instrumento muy poderoso para poder trabajar; que son nuestras manos.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s