Los fantasmas de mis perros | Perros

A continuación encuentras el artículo de Ariel Revollo, parte de la revista dedicada a los perros de Punto Aparte.

Los fantasmas de mis perros

“El perro es el único ser que te quiere más que tú mismo.”
Fritz Von Unruch

No ha sido fácil encontrar las palabras para hablar de este tema, no es tanto por lo que no podía decir, sino por todo lo que implica. Elegí mi apodo como “perro negro” por una serie de combinaciones: porque se volvió recurrente su aullido en las noches, cuando ando melancólico y ebrio, su aullido que no me aterra, que me recuerda que estoy en espacio de fantasmas, de mis dioses y demonios, un aullido del maldito perro imaginario. Pero también es el riff de Led Zeppelin o el rocanrolito de Three Souls in my Mind, soy un constructor de mis buenas y malas decisiones, de mis propios estereotipos, soy un perro, soy mi imaginación y mi contexto.

Puedo ser bastante polisémico como lo es el ser este perro negro, este ser en una dualidad, en una eterna conversación con mi yo interno -o externo, en realidad con mi alter ego, aunque no sé con exactitud quién es qué… Tal vez por eso elegí decir dualidad, porque tanto el Yana como el Ariel somos el mismo, pero el mismo separado, no la imagen en un espejo, creo que uno es lo que el otro quiere ser y lo es aunque no se dé cuenta… Tal vez sí, los perros son muy observadores, al menos los que me han acompañado y aún me acompañan, podría hacer una lista de ellos. Es mas la haré: Joe, Nerón, Vinchuca, Layka, Sulayka, Pelusa, Hocicón, Casandra, Guatito, Randu… y podría seguir. Algo en común que tenían todos ellos, bueno, y ellas, es que sabían cuándo estaba bien y cuándo no. Aún recuerdo cómo un fin de semana padecí un dolor de oído, tendido en cama sin que ningún calmante me aliviara,  y mi mano estuvo sujeta por la delicada mordida-sin-morder del Hocicón, ese perro que dormía bajo mi cama, que había encontrado en una bolsa en el río Rocha cuando tenía 10 años (yo, no el perro) y que el día en que se murió se despidió de mí con la misma mordida delicada que era más un apretón de manos entre amigos… Mis perros, y no digo mis por el posesivo que objetiviza, sino porque me da un sentido de identidad con ellos, han sido de raza, mañazos callejeros, bravos mansos. Han sido únicos y es para mí un placer que ellos modelen al “Yana Alkho”. Muchos criticarán el que utilice k en lugar de q al escribir perro, pero Randu era mitad ecuatoriano así que preferí escribir el perro en quechua ecuatoriano, y Vinchuca era más agreste y rural de lo que el idioma mismo es.

Podría seguir con las anécdotas de todos ellos, pero no viene al caso porque para mí no son anécdotas. Son vivencias, son encuentros, son el encuentro animal con mi yo interno, y por eso el encuentro más humano que puedo tener con la realidad, pues yo he definido los fantasmas de mis perros y los he incorporado como el de mis seres queridos que se me han ido. Ya no los lloro, sería una falta de respeto, ellos fueron plenos, algo que a mí, en mi humana condición, me cuesta mucho trabajo. Sulayka, una pequinesa que quedó ciega, me enseñó que un perro no se resigna a ser minusválido pero tampoco se permite superar su condición. Gracias a ella aprendí que la superación personal es otra forma de ficción, que una condecoración puede tener el mismo peso que una ofensa…

Sí, mis amigos, yo soy mis perros, soy mi deseo oculto de desestructurarme de mi condición humana, aun sabiendo que nunca dejaré de ser humano. Pero tal vez en este intento de ser un “Yana Alkho”  pueda convertirme en un mejor ser humano.

Foto: Denis Toranzos

Foto: Denis Toranzos

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s