Pequeña excusa a modo de presentación

Tenemos un problema. O mejor, lo teníamos. Cuando recibimos los textos para el número dedicado a la venganza, nos encontramos con estas cuatro joyas que están fuera de nuestros parámetros. Somos un tanto estrictos en cuestiones de extensión, ya que optamos por una revista ligera (sobre todo por el formato virtual). El problema es que estas pequeñas maravillas se pasaban del límite, y no por poco.

Luego de una larga negociación, decidimos que no publicarlas era algo imperdonable. Te las presentamos, oh, querido lector, en este nuevo formato para que puedas seguir disfrutando de la venganza por unos días más. Es que además de ser un plato que deba consumirse frío, tiene la ventaja que mejora con el tiempo y que no engorda.

Los editores

(Puedes descargar las apostillas haciendo clic aquí)apostillas 1

Anuncios