La madre de todos los vicios

En este número, Ramón Rocha Monroy (el cronista de Cochabamba) nos hace llegar su punto de vista, siempre tan personal, sobre la flojera.

La madre de todos los vicios

A mí la flojera, la ociosidad, el ocio me sedujeron desde que oí una frase de mi madre: La ociosidad es la madre de todos los vicios. ¡Wow! ¿De modo que bastaba echarse de panza para conocerlos? Esa sensación está ligada a los pecados que no pude. Cierta vez me propuse escribir un artículo más bien cachondo y humorístico sobre el tema, pero cuando me puse, me salió un texto terriblemente triste y melancólico. Es que los pecados que no pudiste por seguir la moral judeocristiana permanecen en el limbo y te van a atormentar toda la vida, y quizás después de ella. Cuántas veces estuviste a punto, ya te habías rendido y de pronto reaccionaste y te fuiste. Eso te dolerá eternamente.

Chico ps era yo, pero cuando nos visitó Carlos Medinaceli allá por el año 1928, se puso verde de envidia, un decir, al comprobar que Cochabamba estaba bien provista de jóvenes de buen ver, dueños de haciendas y de casas solariegas, que no cometían nada excepto leer, escribir, estudiar en la universidad, viajar a París o sentar cabeza con el matrimonio, el ministerio, el cargo diplomático. Eran muy distintos a los potosinos como Medinaceli, que debían cumplir penosas gabelas burocráticas para escribir, leer o estudiar a deshoras. Medinaceli mismo había sido empleado público en una oficina ófrica durante buena parte de su juventud, y por eso envidiaba a los jóvenes cochabambinos dedicados a la lectura, la escritura y el estudio de temas universales. Acaso no era tiempo todavía para comprobar cómo de provincianos y al mismo tiempo de universales somos los cochabambinos. ¿Por qué tenían ese privilegio? Porque tenían sus haciendas, su patrimonio, pero sobre todo el prejuicio colonial de no trabajar, porque el trabajo, en el pensamiento y la moral de sus mayores, ensuciaba las manos, la mente y el corazón. Para eso estaban los pongos, las sirvientas, los cholos, para cumplir esas artes y oficios que un “caballero” jamás haría con sus propias manos.

Vino la reforma agraria de 1952 y Cochabamba estaba todavía llena de badulaques distinguidos. Conocí a algunos cuyas manos jamás se habían ensuciado con el trabajo. Incluso cuando cayó el Muro de Berlín y se derrumbó la Unión Soviética, en los cafés se discutía cuántas ojivas nucleares habían quedado en Rusia y cuántas otras en Ucrania o Uzbekistán. Los contertulios eran minuciosamente cochabambinos, pero hablaban con enorme soltura de algo que habían aprendido leyendo Selecciones soviéticas.

Hoy somos un pueblo laborioso en el cual quienes más trabajan son las mujeres. El ocio es una enfermedad y un placer desconocido en Cochabamba. Sin embargo, los ciudadanos griegos y romanos ejercían a diario el otium cum dignitatem, ocio con dignidad; y el ocio, el tiempo libre, ha sido ya materia de más de 20 congresos mundiales. Teóricamente la jornada se divide en tres períodos de 8 horas: 8 para trabajar, 8 para dormir y 8 de tiempo libre. Este último período es el de los sueños, las utopías, los deseos de mejorar, de soñar y crear una sociedad más justa. Es un período quizá más importante que los otros dos; por eso los medios lo inundan de publicidad. Es tan importante que no se lo puede dejar a merced del tamaño del bolsillo de cada uno. Es una alta función del Estado planificarlo y ofrecer alternativas, parques, deportes, entretenimiento, educación alternativa. Un país sin tiempo libre planificado por el Estado es un país del alcohol, de la droga, del sexo temprano, de la vida vacía y sin futuro. Quizá es atractivo vivir así un tiempo, pero toda la vida y en todo un país, es lo más irresponsable que podamos ser y hacer.

Anuncios

Entrevista a Lili Orellana, voluntaria del centro de adopciones San Martín de Porres

– Comencemos con lo básico, dinos tu nombre, profesión y lugar de trabajo.

Me llamo Lilia Orellana Torrico, soy Licenciada en Ciencias Políticas, con Maestría en Ciencias de la Educación. Actualmente trabajo de forma independiente y en mis horas libres me dedico al voluntariado del refugio del Centro.

– Primero hablemos del Centro en términos generales. ¿Cuál es el objetivo del Centro?

El objetivo principal es el rescate, albergue, recuperación, adaptación y adopción de mascotas que fueron abandonadas o maltratadas.

– ¿Hace cuánto tiempo está funcionando?

El Centro nace un 14 de septiembre de 2005, bajo la iniciativa de la actual directora y propietaria del refugio, Rosio Sossa Salazar, ya son casi 8 años de trabajo.

– ¿Cómo se organiza el trabajo con los voluntarios?

Se divide en 4 tipos de voluntariado: el primero la limpieza del refugio; el segundo colabora en las campañas de adopciones y eventos para recaudación de fondos; el tercer grupo es denominado “voluntario por un día”; y el cuarto grupo está formado por veterinarios.

– A la hora de conseguir los recursos humanos, económicos y de infraestructura, ¿cómo lo hacen?

Los 4 grupos del centro se dedican a buscar y pedir ayuda ya sea vía redes sociales, amistades, familiares, compañeros de trabajo y organizando eventos, lo bueno es que siempre hay buena aceptación, pero no la suficiente para poder cubrir las necesidades del día a día que se tiene.

– ¿Cuál es o cuáles son las necesidades específicas del Centro?

La primera necesidad que se tiene, desde su fundación, ha sido tener un terreno propio, para poder construir un refugio acorde a la infraestructura necesaria. Siempre se estuvo en lotes alquilados; para esta gestión se está organizando un grupo denominado “pro-lote San Martín de Porres”, será una gestión para la recaudación de fondos, la compra y finalmente la construcción del nuevo refugio.

La segunda necesidad que se tiene son los medicamentos que constantemente son requeridos, ya sea por un nuevo ingreso en el refugio o algún perro que debe seguir algún tratamiento.

La tercera necesidad pero no menos importante, son los alimentos diarios.

– Además de perros y gatos, ¿se encargan de otros animales?

El Centro solo es para perros y gatos, actualmente no se cuenta con un espacio para gatos, pero cuando se tiene algún rescate se busca un hogar temporal para la recuperación y  que luego sea dado en adopción. Hasta hace 2 años tuvimos la oportunidad de ayudar a algunos animales silvestres, pero siempre se hizo la entrega a refugios especializados en esos animales.

– ¿Trabajan solos o también cooperan con otros centros u organizaciones?

Trabajamos solos y recibimos la ayuda de EBA – Bolivia, junto a su equipo de veterinarios.

– Cuéntanos cómo es un día normal en el Centro.

Muy temprano en la mañana, hacer la limpieza básica de las áreas comunes de los perros, luego la preparación de la comida, que toma varias horas; mientras tanto, lavar los utensilios, si es el caso, realizar alguna curación, pero lo más importante brindar el cariño que requieren las mascotas, que es lo primordial para que se adapten y logren confiar en las personas; finalmente el dar de comer, que puede llevar hasta 2 horas. Parece ser un trabajo sencillo, pero no lo es.

– ¿Cuántas campañas organizan y cuál es su periodicidad?

Mensualmente se organizan 2 campañas de adopciones en la primera cuadra del Prado (frente a la Plaza Colón), se las realizan el segundo y tercer domingo de cada mes, durante todo el año.

La segunda campaña de recolección de fondos se denomina Concurso Canino “Yo Soy tu Amigo Fiel”, la venimos desarrollando desde el año 2009, donde se convoca a la ciudadanía para que pueda disfrazar a sus mascotas y también hacerlas participar de una versión de Miss y Mister Perruno de la ciudad de Cochabamba; el evento se realiza  una vez al año.

Finalmente, a iniciativa de instituciones o personas naturales, organizan fiestas, de igual manera para recolección de fondos.

– Ahora hablemos de ti. ¿Qué te motivó a trabajar como voluntaria?

Principalmente fue mi amor hacia las mascotas, desde muy niña ya me sentía identificada con la ayuda que podría brindar, a lo largo de la adolescencia y vida universitaria solo me dediqué a estudiar, una vez ya establecida mi vida fue cuando decidí participar en el albergue para hacer el trabajo voluntario, además de querer aprender lo básico en primeros auxilios, el cuidado y manejo correcto de una mascota.

– ¿Cuál ha sido tu experiencia más satisfactoria trabajando como voluntaria?

Que la mayoría de las mascotas que rescaté en diferentes circunstancias hayan sido adoptadas, de igual manera el aprender cosas básicas de veterinaria para auxiliar en caso de emergencias.

– ¿Cuál crees que es el mayor reto y la mayor dificultad para lograr la adopción de mascotas?

El mayor reto es el educar a la persona que desea tener una mascota, un adulto muchas veces no quiere entender o no quiere tener tanta responsabilidad.

Una de las principales dificultades es dar en adopción a personas que no tienen casa propia, muchas veces tenemos el problema que un adoptante vive en alquiler o anticrético y en el momento de trasladarse muchas veces el nuevo dueño de casa no acepta mascotas o si se van a un departamento es prohibido tener mascotas.

– ¿Cómo te sientes cuando estás con tus mascotas?

En casa mis mascotas son todas adoptadas. Es una satisfacción única, por el mismo hecho de haberlas rescatado, al recibir sus muestras de cariño me hace sentir muy feliz, porque llenan el hogar con sus travesuras y sobre todo, sentir su agradecimiento, me hacen recuerdo que les di una segunda oportunidad de vida.

– Para finalizar, dinos cómo puede contactarse la gente con el Centro y qué requisitos son necesarios para formar parte del mismo.

Las personas que quieran colaborar con el Centro lo pueden hacer siendo padrinos de una mascota en específico o del refugio en sí con donaciones económicas o de diferentes objetos y alimentos; de igual manera pueden colaborar siendo voluntarios y estén en uno de los 4 grupos antes mencionados o bien adoptando una mascota, de ese modo se tiene un espacio para un nuevo rescate. Las personas que quieran contactarse nos pueden escribir al correo electrónico sanmartindeporrescbba@hotmail.com, nuestra página en Facebook Centro de Adopciones San Martin de Porres o llamar a los celulares 72292205 – 60391047

¡Muchas gracias por tu tiempo!

Cohetillos | Pop

Queridos amigos: hoy comenzamos a cargar los artículos y cuentos que se publicaron en el quinto número de la revista Punto Aparte, POP. A continuación encuentran la nota editorial.

ph. Héctor Erick Sandoval Viscarra

ph. Héctor Erick Sandoval Viscarra

Cohetillos

Queridos lectores:

Acaba de terminar el carnaval, pero para seguir con el espíritu de fiesta y juguetón, decidimos cantarles unas coplitas para presentar este número. Para quienes no conozcan las coplas tradicionales de Cochabamba, pueden revisar este enlace: http://www.youtube.com/watch?v=L5mSafuQXEU

Somos los editores / de esta gran revista / siempre que nos encontramos / nos creemos los artistas.

Nos reunimos los lunes / tomamos coca cola / chateamos por el facebook / y reímos muchas horas.

Estos carnavales / todo anda mojado. / No será que San Pedro / está resfriado.

En días nublados/ un chocolatito/ mientras nos quedamos / leyendo unos libritos.

Se han quejado las warmis / de que las wasqueamos. / No será que lo maraco / se nos está quedando. De tan machitos que somos / no nos enteramos /Que solo por cobardes / es que las machacamos.

Al emperador / Darth Vader lo ha cagado. / No será que al papa / lo mismo le ha pasado.

Yana Alkho tiene /viaje asegurado /se va para Argentina /como nuestro enviado

La Maja estuvo en Oruro/ en las graderías/ bailando como morena/ con banda y con alegría…

Vimos amigos y gringos/en la gran entrada / Lourdes bailó en la tarkeada /pero acabó toda empapada.

A la loca de los gatos / le gusta el café / tal vez es lo único / a lo que le tiene fe.

Para el Perrinito / todos son idiotas / pues cree que es el único/que no se rasca las pelotas…

Iván Gutiérrez escribe /cuentos muy sangrientos / porque es un cocodrilo /cargado de armamento.

Jota es dibujante / pero tiene la tinta aguada / a lo mejor se ha mojado / en una mascarada.

A los Doors, en lento / vamos escuchando / es que en el boliche / las pilas se andan acabando…