Maruchan Art | Pop, Revista Punto Aparte

Para cerrar con el POPtema del quinto número de la revista Punto Aparte, aquí van las imágenes que creamos inspirándonos en las sopas Maruchan.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y por último cantemos todos juntos el himno del pop contemporáneo:

gangnam_Pagina_16

Anuncios

Recomendaciones 5 | Pop, Revista Punto Aparte

Queridos amigos: como siempre les tenemos las recomendaciones de películas, series y libros sobre el POPtema del quinto número de la revista Punto Aparte. 

PELÍCULAS:

Ghostbusters (1984) Peli de culto, que no puede faltar. Su personaje Pegajoso se hizo más popular que los mismos Cazafantasmas. http://www.youtube.com/watch?v=cyRqR56aCKc

 

Titanic (1997) Es otro filme que ha sido visto por millones, y que su popularidad rompió récords. http://www.youtube.com/watch?v=zCy5WQ9S4c0

Se dice de mí (2010), o Easy A en inglés, con la bellísima Emma Stone. El personaje que ella interpreta es una adolescente que quiere hacerse popular, pero no de la forma “bonita”, y sólo lo quiere para pasar de curso… Es una interesante comedia, muy recomendable. http://www.youtube.com/watch?v=KNbPnqyvItk

SERIES:

Full House ha hecho reír a grandes y a chicos de varias generaciones, y lo sigue haciendo. http://www.youtube.com/watch?v=9fI_jdOrYPc

Friends es LA serie que define a multitudes. http://www.youtube.com/watch?v=Xs-HbHCcK58

LIBROS:

La Letra Escarlata, de Nathaniel Hawthrone, nos da la receta de cómo hacer popular a una persona por sus pecados, lo quiera esta o no.

El Crimen del Padre Amaro de Eça de Queirós, por el contrario, nos pasa la fórmula de cómo escondernos de nuestros pecados para no caer en las manos del vox populi.

Harry Potter y toda su saga. Le duela a quien le duele, el nacimiento de este popular mago, ha reactivado la lectura en círculo de niños y adolescentes, y por qué no, también de adultos. Su popularidad se extiende en la búsqueda de géneros antiguos y nuevos para satisfacer el placer de la lectura.

Juventud en éxtasis, de Carlos Cuauhtémoc Sánchez. Me niego a explicarlo.

La cita, el remake y la apropiación en el arte contemporáneo

Queridos amigos: a continuación les presentamos un artículo de Alejandra Dorado Cámara que nos permite entender un poco mejor al arte contemporáneo. Es parte del quinto número de la revista Punto Aparte, dedicado al POP.

La cita, el remake y la apropiación en el arte contemporáneo

La cita es el fragmento de una expresión humana insertada en otra expresión.

Remake en inglés significa literalmente «rehacer».

Apropiación es adueñarse de algo.

Para hablar de apropiación en el término justo para la obra de arte, debemos hablar tal vez de postmodernismo, aunque es difícil llegar a un concepto o definición precisa de lo que es la posmodernidad.

Me gusta mucho la cita de Umberto Eco para definir el postmodernismo: “Pienso que la actitud posmoderna es como la del que ama a una mujer muy culta y sabe que no puede decirle “te amo desesperadamente”. En ese momento, habiendo evitado la falsa inocencia, habiendo dicho claramente que ya no se puede hablar de manera inocente, habrá logrado sin embargo decirle a la mujer lo que quería decirle, que la ama; pero que la ama en una época en que la inocencia se ha perdido. Si la mujer entra en el juego, habrá recibido de todos modos una declaración de amor. Ninguno de los interlocutores se sentirá inocente, ambos habrán aceptado el desafío del pasado, de lo ya dicho que es imposible eliminar; ambos jugarán a conciencia y con placer el juego de la ironía… Pero ambos habrán logrado una vez más hablar de amor.” (Lo Posmoderno, la ironía, lo ameno. Máscara, año 4 No.17-18)

Los lenguajes usados en la actualidad en cuanto se refiere al arte, la publicidad el cine, la música, según esta teoría han perdido con la ironía el trompe l’oeil (el efecto engañoso) y con esto tal vez el “aura”.

Baudrillard cuestiona la pérdida del aura, de la magia en el arte actual. ¿Entonces el arte debe ocultar algo para seducir? ¿Es la ironía la desilusión de las cosas? ¿El lenguaje visual del arte tiene que ser totalmente legible o mas bien debe ocultar?

Creo que el lenguaje estético contemporáneo va más allá de todo esto: se ha ampliado la forma de “decir”. Los hilos que conducen hacia la lectura de una obra pasan desde símbolos reconocidos universalmente hasta formas netamente visuales, objetos cotidianos descontextualizados, texto visualizado, etc. Entonces una obra ya no busca “gustar” o conmover por medio de lo “bonito”. Como dice Ortega y Gasset, mirando un bonito jardín a través de un vidrio, si nuestra meta es mirar el jardín, nuestra vista atravesará por completo el cristal y será invisible, en cambio si fijamos la vista en el cristal, el jardín se verá difuso, solamente como manchas, tenemos ahí dos formas distintas de “ver”, que son incompatibles entre sí: la una excluye a la otra y requieren acomodaciones oculares diferentes. (La deshumanización del Arte. Revista de Occidente, Madrid 1958)

¿Hasta qué punto el arte se cosifica con el proceso de la apropiación?

Algunos artistas trabajan con la apropiación afirmando que el arte se encuentra en la intención y que es suficiente con firmar un objeto, pero entonces ¿todo es arte y todo es posible en el arte?

Duchamp, por ejemplo, se apropia de la obra de Leonardo da Vinci y la usa como medio para proponer la eliminación de la cualidad individual y manual del arte, el elemento irónico humorístico, debajo del título pone la inscripción: L.H.O.O.Q.  (1919) (esas letras pronunciadas en francés viene a decir: “elle a chaud au cul” que significa “ella tiene calor en el culo”) un concepto que romperá con la tradición del arte. Sin la apropiación esta obra no hubiera cumplido con su propósito.

Louise Lawler (1947, USA) se apropia y al mismo tiempo cita, con la pregunta: Whose work is it? ¿De quién es esta obra? Citando y apropiándose de obras de artistas como Pollok, Lichtenstein, Jasper Johns. Mecanismos de presentación y marketing; la galería convertida en un showroom, mostrando la ironía del arte comercial, sacando el aura de la obra por su atemporalidad y su repetición (cualquiera puede hacerlo), el espectáculo del arte y la cultura.

Orlan (1947 Francia) cita usando su propio cuerpo como soporte de la obra, “apropiación corporal”, el cuerpo como lenguaje, palabra hecha carne como dice la Biblia.

"La imagen amable", de Alejandra Dorado Cámara

“La imagen amable de mí misma”, de Alejandra Dorado Cámara

En el caso de “la imagen amable de mí misma” por medio de la apropiación de este ícono religioso (San Miguel Arcángel) y el significado que encierra, intento crear un juego retórico entre la representación, el reflejo y lo real, citando así al arte y su intención –digamos- académica.

Son muchos los ejemplos que nos sirven para hablar de la cita, la apropiación y el remake en la obra de arte contemporánea, también podemos citar ejemplos en el cine, la música, la publicidad a un nivel mas popular o comercial en nuestra actualidad.

Pero la pregunta que queda es ¿qué pasa con la obra en sí? ¿La reedición de lo real extermina al real por su doble? ¿Es el doble la obra de arte por sí misma? ¿Se puede sostener infinitamente una simulación? ¿Se puede volver fetiche a una imagen citada, recreada, usada?

Alejandra Dorado Cámara es
Licenciada en Bellas Artes
alejandradorado.blogspot.com

Hinchas | Pop, Revista Punto Aparte

En la anterior entrada del blog publicamos un texto de Maria do Carmo de O. Fernandes, tomado del libro Futebol – fenômeno linguístico” (1974). A continuación les presentamos la traducción al español. Es parte del quinto número de la revista, dedicado al POP. ¡Buena lectura!

Hinchas

Traducción de Mayra Romero Isetta

El hincha fanático no sólo se limita a ir al estadio: escucha los comentarios en la radio, lee los periódicos, mira el video del partido que ya ha visto. El hincha-que-va-a-ver-ganar siempre va equipado de bandera, vincha, camiseta u otros símbolos del club. Alienta a su equipo vibrando, silbando, ondeando banderas, tocando bocina, llevando bombos y trompetas pachanga, empujando a los astros para el ataque, reclamando penales, insultando al árbitro, molestando al oponente con “coros” y “cánticos”, censurando agresivamente al entrenador o a los jugadores del club que no lo defienden con todo su esfuerzo. Y en el caso de que el equipo estuviera ganando, ríe, llora, abraza, aplaude, suelta un ”olé”, grita ”ya ganó”. En la final del campeonato, para la multitud, la masa, la barra, no le basta el estadio para esparcir su alegría en él: sale a las calles en desfile, da bocinazos en frente de la sede del club perdedor, hace el “entierro” del adversario, en fin, un verdadero carnaval – otra fiesta también liberadora de tensiones y relacionada con el fútbol, ya que ambas representan un fenómeno de histeria colectiva. La histeria no procede solo a través de la alegría. Una hinchada descontenta es capaz de invadir la cancha, de esperar fuera del estadio para masacrar al árbitro, al entrenador o a los jugadores. Afuera las peleas que explotan, y el asalto físico que ocurre entre los aficionados.